María Clara Rodríguez celebró su cumpleaños en G Club

La modelo y presentadora bogotana, María Clara Rodríguez, más conocida como la cara bonita y amable de los chismes de farándula colombiana, celebró su cumpleaños N° 26 en uno de los sitios más exclusivos de la rumba capitalina: G Club, ubicado en la Zona Rosa, Carrera 14ª N° 83 – 49.

María Clara Rodríguez, quien es la actual presentadora del programa de entretenimiento Sweet, disfrutó del área VIP, en uno de los dos ambientes con que cuenta G Club. La homenajeada festejó en la zona VIP del ambiente de música electrónica (segundo piso) con amigos y allegados.

María Clara Rodríguez

María Clara comenzó su carrera en el mundo del modelaje a los 15 años de edad y se coronó en el certamen de belleza Reina del Mar en 2009.

Ha posado para importantes revistas colombianas como Don Juan y fue la portada de Soho en Marzo de 2011, edición que generó controversia a raíz de que no quiso realizar un desnudo completo, yendo en contra de la propuesta inicial de la publicación.

Actualmente es la presentadora de Sweet, el programa de chismes y farándula más importante de la televisión de su país.

María Clara estudió Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, habla inglés, disfruta la práctica de deportes acuáticos y, para infortunio de muchos hombres, está felizmente casada.

Esta chica se describe como una mujer jovial, fresca, divertida, sensual, emprendedora y amante de su familia. Su comida favorita es la japonesa, le gustaría entrevistar a la actriz estadounidense Natalie Portman y su noche perfecta incluye una buena cena, con un excelente vino frente a la playa.

María Clara Rodríguez: “El sabor del chisme… sí es dulce”

¿Las ciencias políticas, el modelaje y la presentación de televisión tienen algo que ver? Esta bogotana, que encarna la cara linda del controvertido programa de televisión Sweet, cree que las distintas facetas de su personalidad se amalgaman de una forma tan perfecta, que en este momento no podría decidirse por ninguna de las disciplinas que ocupan su vida.

A los 24 años de edad es presentadora de televisión, modelo con portadas en importantes revistas, ex Reina del Mar, ‘casi’ politóloga e internacionalista, ex funcionaria del Programa Presidencial Acción Social y con un futuro que le augura varios proyectos en televisión. Aunque, como afirma María Clara, “ahora mismo estoy en Sweet, gozándome esta etapa, agradecida por el equipo que me dio esa linda oportunidad”.

A pocas semanas de cumplir un año de casada con el novio de toda su vida, María Clara dice ser absolutamente feliz y estar muy enamorada. Y también aprendió a recibir las oportunidades que le trae la vida, más que a planificar un futuro que “cierre las puertas en caminos que no hubiera contemplado”.

 

CHISMOSEANDO

¿Lo bueno y lo malo de saber tanto chisme?

Lo bueno es que a todos nos encanta chismosear y poder hablar de asuntos de las personas de una manera divertida. Lo malo: la gente tiende a pensar que uno está chismoseando el ciento por ciento del día.

¿En su familia le preguntan mucho por los chismes de la farándula?

¡Por supuesto! Además soy súper ‘familiera’; de hecho, una vez por semana nos reunimos en la casa de mis papás y siempre un tema de conversación es ese. Todos me preguntan qué ha pasado con tal persona, si fue verdad que la echaron… ¡Les encanta el chisme!

¿Cuál es su chisme favorito desde que está en Sweet?

Esa está difícil porque todos los días chismoseando… Bueno, uno del que me acuerdo mucho, porque además lo echamos en mi primer programa, fue un agarrón que tuvieron Gregorio Pernía y Miguel Varoni en plena grabación de una novela. La grabación llegó al programa y era tan fuerte, que no la pasamos al aire.

¿Le teme a los chismes sobre usted?

Por supuesto. Soy nueva en este medio y algo que me ha dado duro es que la gente sienta que tiene derecho a opinar sobre todo lo que uno hace. En Sweet, a pesar de que estoy echando chismes a toda hora, hay un equipo periodístico muy serio que se ocupa de llamar a las personas y confirmar lo que está pasando… al menos tienen la oportunidad de ser oídos.

Tengo miedo a que las personas no se tomen el trabajo de consultar para hablar de las cosas, pero no afecta mi vida hasta el punto de que la desestabilice. Incluso hace poquito hubo un chisme jartísimo mío: decía que yo andaba súper creída con un mánager y que no me iba a agarrar nadie en este medio.

¿El sabor del chisme si es dulce?

Muy dulce. Incluso creo que  todos, en algún momento del día, chismoseamos de alguien porque ‘nos pica’ hablar de la gente.

Confírmenos el chisme… ¿RCN o Caracol?

(Risas) Pues por ahora estoy en Sweet, muy agradecida por la oportunidad que me dieron. Como dije, vivo el momento. Después de salir en SoHo he recibido varias propuestas, pero no quiero precipitarme todavía.

Y EN POLÍTICA

¿Realmente cree que en algún momento va a ejercer las ciencias políticas?

Estoy abierta a lo que el destino me traiga. No me quiero cerrar puertas y perderme de un momento en el que me estoy explorando, porque precisamente cuando estaba encerrada en la ciencia política, trabajando con la Presidencia de la República, fue cuando pasó lo de Sweet. Ha sido un aprendizaje muy grande para mí, porque aprendí a no decir “nunca” y a aprovechar todo lo que trae la vida.

¿De qué partido político es?

– De la U

¿Se ve en alguna embajada o puesto gubernamental?

Indudablemente me veo como embajadora. La actividad diplomática me fascina y lo veo en un momento de mi vida en que esté mucho más madura y con una rutina más tranquila, alejada de los medios.

¿Cree que es una politóloga que modela y presenta o viceversa?

Hoy me identifico como una presentadora que es politóloga.